martes, 17 de octubre de 2017

Santillana y Pedrezuela, embalses para ver aves

La semana pasada después de mucho tiempo sin pasarnos por el Parque Regional de la Cuenca Alta de Manzanares, decidimos acercarnos a pasar el día en el entorno de dos embalses únicos, Santillana y Pedrezuela. Para nuestra sorpresa y a pesar de las altas temperaturas de estos días, a primera hora de la mañana pasamos bastante frío.

La naturaleza en este entorno vive a otro ritmo. Mientras algunos árboles empiezan a amarillear sus trajes otoñales, otros dejan caer delicadamente sus hojas que, hace meses, daban otro aspecto al bosque. Los rosales, los majuelos, los saúcos y otras especies vegetales comienzan a adornarse de frutos rojos, anaranjados e incluso morados que atraerán a unos hambrientos viajeros venidos del viejo continente, las aves migratorias.

Nuestra primera parada, el Embalse de Pedrezuela, también llamado de Guadalix pues represa a dicho río o El Vellón, aunque se desconoce la procedencia de este último.

Puntos de observación de aves en el Embalse de Pedrezuela.
Puntos de observación de aves en el Embalse de Pedrezuela.

La carretera que lleva hasta él tiene un buen apartadero (1) donde poder dejar el coche para o bien caminar siguiendo el camino que bordea al embalse o bien plantar el trípode, sacar los prismáticos y comenzar a disfrutar de su belleza otoñal e invernal. Desde este punto son muchas las acuáticas que se pueden divisar. Por estas fechas se ve alguna cerceta común (Anas crecca) aunque llegarán muchas más, acompañando se puede ver focha común (Fulica atra), ánade azulón (Anas platyrhynchos) y ánade friso (Anas strepera).

Ánade friso (Anas strepera), machos izquierda, hembra derecha.
Ánade friso (Anas strepera), machos izquierda, hembra derecha.

Con suerte y si se mantiene el silencio, a pesar de la cercanía de la carretera, se puede escuchar el psit del petirrojo europeo (Erithacus rubecula), recién llegado del norte de Europa, el tsi-tsi-tsi de el herrerillo común (Cyanistes caeruleus), el carbonero común (Parus major) con su mítico chi chi-pan o el verderón común (Chloris chloris) con su difícilmente reconocible tit-it-it-it.

Carbonero común (Parus major) sobre una zarza frente al embalse.
Carbonero común (Parus major) sobre una zarza frente al embalse.
El psit del petirrojo europeo (Erithacus rubecula) se escucha mejor ahora que han llegado muchos de Europa.
El psit del petirrojo europeo (Erithacus rubecula) se escucha mejor ahora que han llegado muchos de Europa.
Verderón común (Chloris chloris) descansando a primera hora sobre una zarza.
Verderón común (Chloris chloris) descansando a primera hora sobre una zarza.

Una vez hubimos explotado todo el tesoro que tenía que ofrecernos este pequeño rincón del embalse, partimos al siguiente punto de observación, la Ermita de Guadalix de la Sierra (2). Desde allí sale una pequeña pista de tierra (3) donde a un lado podemos continuar destapando la riqueza del embalse con bandos de gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus), alguna agachadiza común (Gallinago gallinago) picoteando la orilla o grupitos de somormujo lavanco (Podiceps cristatus). Al otro lado del camino el mosquitero común (Phylloscopus collybita), la curruca cabecinegra (Sylvia melanocephala), el mirlo común (Turdus merula), algún zorzal común (Turdus philomelos) o la curruca capirotada (Sylvia atricapilla) puede salir a nuestro paso haciendo más agradable un camino que con la salida del sol comienza a hacernos sudar.

Tres agachadizas comunes (Gallinago gallinago) picotean en la orilla de embalse para aliementarse.
Tres agachadizas comunes (Gallinago gallinago) picotean en la orilla de embalse para aliementarse.
El inquieto mosquitero común (Phylloscopus collybita) captura insectos en los árboles que rodean al embalse.
El inquieto mosquitero común (Phylloscopus collybita) captura insectos en los árboles que rodean al embalse.
Curruca capirotada (Sylvia atricapilla) entre escaramujos, el fruto del rosal silvestre.
Curruca capirotada (Sylvia atricapilla) entre escaramujos, el fruto del rosal silvestre.

El consejo: al final de la pista, antes de una valla que corta el paso, la anchura del río comienza a estrecharse, normalmente hay bandos de cormorán grande (Phalacrocorax carbo) pero si sigues un poco más y estás atento al pasillo de agua, tendrás la oportunidad de ver bien al martín pescador común (Alcedo atthis).

Puntos de observación de aves en el Embalse de Santillana.
Puntos de observación de aves en el Embalse de Santillana.
Puntos de observación de aves en el Embalse de Santillana.
Puntos de observación de aves en el Embalse de Santillana.

Después de ver hasta 40 especies diferentes en apenas unas horas, nos fuimos hasta el Embalse de Santillana, junto a Manzanares El Real. Aquí existen varios puntos de observación recomendados. En el Desacansadero del Espinarejo (1), donde se puede dejar el coche, existe un pequeño puente que atraviesa el río. Si el embalse está con agua, los cormoranes y las anátidas de Pedrezuela también se podrán observar en Santillana, la gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus) también, aunque ahora una compañera algo más grande se puede diferenciar entre la multitud, la gaviota sombría (Larus fuscus). Todos estos personajes te entenderán durante unos minutos. Si por el contrario el nivel del agua es relativamente bajo, comenzarán a aparecer extensas praderas, en ocasiones verdes,  que suele aprovechar el ganado para pastar.

Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus) con su plumaje invernal abunda en Santillana.
Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus) con su plumaje invernal abunda en Santillana.
Gaviotas reidoras (Chroicocephalus ridibundus) y sombrías (Larus fuscus) las más grandes son las sombrías.
Gaviotas reidoras (Chroicocephalus ridibundus) y sombrías (Larus fuscus) las más grandes son las sombrías.

En dichas praderas y moviéndose ágilmente entre las fuertes patas del ganado se puede ver lavandera blanca (Motacilla alba), estorninos negro (Sturnus unicolor) y pinto (Sturnus vulgaris) e incluso bisbita alpino (Anthus spinoletta), todos ellos persiguen insistentemente a las vacas y los bueyes que van levantando según avanzan por el pasto, los insectos y otros invertebrados que se comen estas aves.

Lavandera blanca (Motacilla flava) suele caminar por el borde del embalse o junto al ganado.
Lavandera blanca (Motacilla flava) suele caminar por el borde del embalse o junto al ganado.

Cuando pensamos que este puente no podía dar más de si, avanzamos por la pista que sale del parking (2), desde allí pudimos ver mejor la zona del embalse y el encinar que colinda con la orilla donde bandos de rabilargo ibérico (Cyanopica cooki) salen a lucir su azulado plumaje tras una ruidosa entrada en escena.

Rabilargo ibérico (Cyanopica cooki) con el color azul de las plumas de la cola y las alas.
Rabilargo ibérico (Cyanopica cooki) con el color azul de las plumas de la cola y las alas.

El consejo: Para finalizar la jornada nos acercamos hasta el lado opuesto del embalse (3). Allí los bajos niveles de agua, dejan ver un pequeño camino asfaltado que suele ser el cazadero de cigüeña blanca (Ciconia ciconia), garza real (Ardea cinerea) y garceta común (Egretta garzetta).

Garza real (Ardea cinerea) en vuelo por encima del embalse de Santillana.
Garza real (Ardea cinerea) en vuelo por encima del embalse de Santillana.

Te llevamos a observar aves a los espacios protegidos más importantes. Cualquier época del año es buena para ver a las dueñas del vuelo en sus hábitats naturales. Si te gustan las aves no dudes en apuntarte a cualquiera de nuestras salidas. No te los pierdas y echa un vistazo aquí: Blue Nature web
También te ofrecemos la posibilidad de prepararte una ruta a la carta.

Si quieres salir a ver aves, no lo dudes y visita la Comunidad de Madrid. Unas 240 especies de aves distintas encuentran los recursos necesarios a lo largo de todo el año en nuestra región gracias a que aproximadamente el 40% de su superficie se encuentra protegida por su gran diversidad de ecosistemas y hábitats. Algunas tan importantes y en peligro de extinción como el águila imperial ibérica, el buitre negro o el sisón.
Blogger Tricks

martes, 10 de octubre de 2017

Aves comunes de parques y jardines para empezar

El sitio perfecto para empezar a ver aves son los parques urbanos. Allí las especies que podemos ver son, sobre todo, aves comunes, las mejores para la iniciación a la ornitología. La identificación puede ser muy complicada cuando estamos empezando, hay muchos nombres y algunas especies no son tan diferentes. En Blue Nature hemos querido darte algunos trucos y algunos nombres para que empieces a fijarte en las aves mientras paseas por tu parque favorito.

Aves comunes de los parques urbanos
Aves comunes y la exótica cotorra argentina de los parques urbanos

Los gorriones
Seguro que todos alguna vez has visto algún gorrión común (Passer domesticus) por la calle, en un parque, jardín, urbanización o incluso picoteando las migas que han caído al suelo de la terraza en la que disfrutas de tu bebida favorita.

Gorrión común macho (Passer domesticus) píleo gris, colores marrones rojizos y pico corto pero robusto.
Gorrión común macho (Passer domesticus) píleo gris, colores marrones rojizos y pico corto pero robusto.

Se trata de un ave de pequeño tamaño de colores y tonalidades marrones. Su pico es de tipo granívoro, es decir corto y robusto. Su cola es cuadrada y proporcionada con su cuerpo. Su plumaje puede variar según el sexo. Los machos son de colores marrones rojizos con un pequeño babero negro justo en la garganta. En la parte superior de su cabeza (píleo) una mancha color gris lo diferencia del resto de especies de gorriones. Las hembras son de tonalidades marrones amarillentas, más ocres y apagadas que los machos.

La forma y tamaño de su pico nos delata su dieta, principalmente semillas, aunque en las ciudades ha encontrado otros muchos recursos.

A pesar de ser una de las aves más comunes en nuestros parques y jardines urbanos, está pasando por una mala racha, sus poblaciones, en España y en Europa están en claro declive e incluso en capitales como Londres han llegado a desaparecer.

Carbonero o herrerillo
Ambas son especies forestales, les gusta mucho moverse de forma inquieta entre las ramas ocultando sus vistosos colores. Con un poco de paciencia podremos ver los colores azulados del herrerillo común (Cyanistes caeruleus) y la banda negra en el vientre del carbonero común (Parus major).

Se trata de aves muy frecuentes en parques pero sobre todo en zonas verdes de pequeñas urbanizaciones donde tienen acceso a los comederos que muchos amantes de las aves colocan en sus jardines. Sin tiempo para verlos detenidamente pueden parecernos similares, sin embargo son completamente diferentes. 

El carbonero es un ave un poco más grande y robusta con mejillas blancas, una cabeza, nuca y collar negro que se extiende por el vientre en forma de corbata. Esta mancha negra alargada que atraviesa un vientre de color amarillo limón, en machos es mucho más gruesa y larga, llegando incluso a alcanzar la zona de la cloaca. De pico corto pero fuerte y cola cuadrada y proporcionada respecto al y tamaño del cuerpo.

Carbonero común (Parus major) picoteando los insectos de esta zarza.
Carbonero común (Parus major) picoteando los insectos de esta zarza.
Los colores negros y blancos de su cara son claves para diferenciarlo del herrerillo.

Por otro lado el herrerillo tiene colores mucho más azulados, tanto en hembras como en machos, esta especie carece de dimorfismo sexual. Su píleo y sus alas son de un azul vivo en la mayoría de los casos. Su vientre también es de color amarillo, pero carece de esa corbata negra del carbonero. En tamaño el herrerillo es mucho más pequeño, con el pico del mismo estilo, corto pero fuerte que le sirve tanto para atrapar orugas como para abrir la dura cáscara de los cacahuetes que gentilmente han colocado en el comedero que adorna el jardín.

Herrerillo común (Cyanistes caeruleus) colgando de un comedero de cacahuetes casero.
Herrerillo común (Cyanistes caeruleus) colgando de un comedero de cacahuetes casero.
Los colores azules brillantes lo diferencian del carbonero.

Pájaros carpinteros
Aunque son algo menos habituales que los anteriores, en nuestros parques urbanos también podemos encontrar dos especies de pájaros carpinteros o pícidos, el pito real (Picus viridis) y el pico picapinos (Dendrocopos major). De hábitos distintos pero costumbres parecidas destacan por tener picos fuertes y el comportamiento típico de esta familia, trepar por el tronco de los árboles.

Pico picapinos (Dendrocopos major) la nuca de color rojo nos delata que se trata de un macho.
Pico picapinos (Dendrocopos major) la nuca de color rojo nos delata que se trata de un macho.

De arriba para abajo trepa el pico picapinos haciendo toc toc en la madera hasta encontrar el hueco en el que está escondida la larva de la que se alimenta, en ese momento extiende su larga lengua y se hace con el festín. Este pájaro carpintero de tamaño medio tiene un fuerte pico adornado con un plumaje de color negro y pintas blancas rematado por una nuca de color rojo en machos y completamente negra en hembras. Los juveniles presentan toda la parte superior de la cabeza o píleo de color rojo. Su cola es muy corta respecto a su cuerpo aunque les es muy útil para apoyarse mientras suben el tronco o las ramas de los árboles.

Pito real (Picus viridis), la mancha negra en la mejilla nos dice que se trata de una hembra
Pito real (Picus viridis), la mancha negra en la mejilla nos dice que se trata de una hembra.
Si la bigotera en vez de negra fuera de color rojo se trataría de un macho.

El pito real, aunque también trepa por los árboles, pasa parte de su tiempo paseando por el suelo, ya que tiene la misma costumbre que el oso hormiguero. Su larga lengua le permite alcanzar las hormigas que se esconden bajo tierra, pero también hace toc toc para encontrar larvas en la madera de los viejos chopos de un parque urbano. Sus colores son completamente diferentes a los de su primo el pico picapinos, el plumaje es completamente verde salvo el píleo. Una pequeña mancha o bigotera junto al pico sirve para diferenciar machos, mancha de color rojo, de hembras cuya mancha es negra.

Palomas y tórtolas
Pueden parecernos idénticas pero en el fondo hay unas pequeñas pautas que nos permiten identificar las tres especies de palomas y tórtolas más comunes de espacios verdes. Para empezar hay que saber que la paloma que conocemos, la de las ciudades es la versión doméstica de la paloma bravía (Columba livia) que solía vivir en cortados y paredes rocosas y que fue usada como paloma mensajera. Recientemente una pariente mucho más forestal se ha vuelto confiada y ha entrado en las ciudades, se tarta de la paloma torcaz (Columba palumbus) de tamaño mucho mayor.

Paloma bravía (Columba livia) variante doméstica. Muy frecuente en los parques urbanos.
Paloma bravía (Columba livia) variante doméstica. Muy frecuente en los parques urbanos.
Paloma torcaz (Columba palumbus) bebiendo agua en la fuente de un parque urbano
Paloma torcaz (Columba palumbus) bebiendo agua en la fuente de un parque urbano.

A diferencia de su prima, la torcaz presenta unas marcas blancas clave para identificarla correctamente. Una de esas manchas blancas se encuentra en el cuello, la otra se trata de dos bandas alares una en cada ala de color blanca que solo son visibles durante su vuelo.

Tórtola turca (Streptopelia decaocto) más rosada que las palomas anteriores.
Tórtola turca (Streptopelia decaocto) más rosada que las palomas anteriores.

Otra vecina que vive junto a palomas bravías y torcaces pero que no tiene nada de paloma es la tótola turca (Streptopelia decaocto) mucho más elegante y delgada. El pico es algo más fino de color negro, cola y cuerpo mantienen proporciones adecuadas y es imposible diferenciar machos de hembras, aunque normalmente en época de cría los machos se vuelven muy pesados tratando de hacerse con una conquista. A diferencia de los plumajes grisáceos de las anteriores bravías y torcaces, la tórtola turca presenta un plumaje ocre adornado con un pequeño y disimulado collar negro que en cierto tiempo le dio el nombre de tórtola de collar.

Estorninos o mirlos
Existe un grupo de aves que corretean por las verdes praderas del parque más cercano. Pueden parecer ser de la misma especie sin embargo son dos aves completamente distintas. Estamos hablando de unos pájaros negros conocidos como mirlo común (Turdus merula) y estornino negro (Sturnus unicolor). Similares por no tener ninguna marca o mancha llamativa pueden ser confundidos, sobre todo cuando solapan las poblaciones en un mismo lugar.

El mirlo tiene dimorfismo sexual aunque poco marcado. El macho es de color negro puro, oscuro con un anillo en el ojo de color naranja que acompaña al pico del mismo color. Las hembras, algo más modestas, presentan un plumaje oscuro negro, pero de tonalidades marrones y tanto pico como el anillo del ojo presentan colores anaranjados muy apagados. Su cola es bastante larga y sus hábitos suelen ser solitarios, rara vez se ve dos, tres machos juntos, en todo caso dos si son pareja.

Macho de mirlo común (Turdus merula) comiendo lo que más le gusta, lombrices.
Macho de mirlo común (Turdus merula) comiendo lo que más le gusta, lombrices.
El anillo ocular, el pico y el color negro puro nos ayuda a diferenciarlo de la hembra.

Por otro lado, el estornino es una especie muy gregaria, sociable y le encanta protegerse formando bandos enormes, de cientos e incluso miles de individuos aunque en los parques urbanos se ven pequeñas asociaciones de varios ejemplares. Respecto al tamaño es parecido al mirlo, la diferencia reside en el tamaño de la cola y el color del anillo del ojo que en el estornino es negro, su pico puede ser naranja pero también nego. Su cola es bastante corta respecto a su cuerpo y suele andar erguido, su vuelo además, es bastante torpe.

Estornino negro (Sturnus unicolor) paseando tranquilo por uno de los parques urbanos en los que abunda.
Estornino negro (Sturnus unicolor) paseando tranquilo por uno de los parques urbanos en los que abunda.

Otras aves comunes
Hay muchas aves que viven más cerca de lo que pensamos, si quieres empezar puedes salir a los parques y tratar de diferenciar estas aves, de apuntar sus diferencias, dibujar comparativas o anotar comportamientos que los diferencian.

Estas no son las únicas especies que viven en nuestros parques, existen muchas más, pero son las más comunes. Otras aves como la urraca común (Pica pica), el petirrojo europeo (Erithacus rubecula), el ánade azulón (Anas platyrhynchos), la goondrina común (Hirundo rustica), el serín verdecillo (Serinus serinus) o el agateador europeo (Certhia brachydactyla) son frecuentes en los espacios verdes de las ciudades.

Serín verdecillo (Serinus serinus) otra de las especies habituales en los parques urbanos.
Serín verdecillo (Serinus serinus) otra de las especies habituales en los parques urbanos.

Golondrina común (Hirundo rustica).
Golondrina común (Hirundo rustica).

Urraca común (Pica pica) en uno de los espacios verdes de la ciudad.
Urraca común (Pica pica) en uno de los espacios verdes de la ciudad.

Petirrojo europeo (Erithacus rubecula) habitual sobre todo en invierno cuando escapa del frío de sus áreas de cría.
Petirrojo europeo (Erithacus rubecula) habitual sobre todo en invierno cuando escapa del frío de sus áreas de cría.

Desde Blue Nature te animamos para que empieces a salir a identificar especies en el parque más cercano a tu domicilio, que empieces a diferenciar carboneros de herrerillos, mirlos de estorninos o que sepas identificar bien las palomas y tórtolas. Pronto descubrirás que hay otras sorpresas esperando detrás de un matorral, en la copa de un árbol, en una pradera o incluso en una pequeña charca. Una vez que lo controles estarás listo para salir por ahí buscando especies nuevas por parques naturales, reservas o incluso ZEPAS. 

Si quieres salir a ver aves, no lo dudes y visita la Comunidad de Madrid.

Unas 240 especies de aves distintas encuentran los recursos necesarios a lo largo de todo el año en nuestra región gracias a que aproximadamente el 40% de su superficie se encuentra protegida por su gran diversidad de ecosistemas y hábitats. Algunas tan importantes y en peligro de extinción como el águila imperial ibérica, el buitre negro o el sisón.

Te llevamos a observar aves a los espacios protegidos más importantes. Cualquier época del año es buena para ver a las dueñas del vuelo en sus hábitats naturales. Si te gustan las aves no dudes en apuntarte a cualquiera de nuestras salidas. No te los pierdas y echa un vistazo aquí: Blue Nature web
También te ofrecemos la posibilidad de prepararte una ruta a la carta.

martes, 3 de octubre de 2017

Espacios y protección para las aves

A pesar del tamaño reducido de la Comunidad de Madrid cuenta con una gran diversidad de ecosistemas, desde el alpino, al estepario. Muchos de ellos se encuentran bajo alguna figura de protección pero se desconocen por completo, por eso hoy os vamos a presentar sus espacios protegidos, y qué aves podemos encontrar en el parque nacional, natural, regional o la reserva.

Entrada al Parque Nacional de Guadarrama. Blue Nature
Entrada al Parque Nacional de Guadarrama
De entre todos, parque nacional, parque natural, ZEPA, o reserva ornitológica, vamos ir presentando cada figura de protección por apartados que hemos separado en tres sub-grupos:
1) figuras de protección gestionadas por la Comunidad de Madrid;
2) figuras de protección sujetas a la Directiva Hábitats;
3) y por último figuras de la UNESCO.

Espacios protegidos por la Comunidad de Madrid. (Los declara y los gestiona la comunidad)

Tabla de espacios protegidos por la Comunidad de Madrid y las especies de aves observables en dichos enclaves. Blue Nature
Tabla de espacios protegidos por la Comunidad de Madrid y las especies de aves observables en dichos enclaves.
Las colonias de buitre negro (Aegypius monachus) decoran las laderas y el cielo de la Sierra de Guadarrama.
Las colonias de buitre negro (Aegypius monachus) decoran las laderas y el cielo de la Sierra de Guadarrama.
Este parque nacional se ha convertido en el más visitado de España después del Teide.
Los encinares de la Cuenca Alta del Manzanares es el lugar perfecto para el águila imperial ibérica (Aquila adalberti).
Los encinares de la Cuenca Alta del Manzanares es el lugar perfecto para el águila imperial ibérica (Aquila adalberti).
La abundancia de conejo y la disponibilidad de lugares idóneos para la cría han facilitado su dispersión.
Esta pequeña especie de fingílido es conocida como verderón serrano (Carduelis citrinella). Es un ave forestal que vive normalmente en altura y zonas serranas como su nombre indica.
Esta pequeña especie de fingílido es conocida como verderón serrano (Carduelis citrinella).
Es un ave forestal que vive normalmente en altura y zonas serranas como su nombre indica.
La Reserva de Fauna Laguna de San Juan es un lugar perfecto para observar a la garza imperial (Ardea purpurea).
La Reserva de Fauna Laguna de San Juan es un lugar perfecto para observar a la garza imperial (Ardea purpurea).
En este humedal llegan a criar varias parejas todas las primaveras.

Zonas de Especial Protección para las Aves, ZEPA. (Sujeta a la Directiva Hábitats)

Cartel indicativo de ZEPA (ZOna de Especial Protección para las Aves)

Tabla de ZEPAs en la Comunidad de Madrid. 
La ZEPA del Alto Lozoya es el ecosistema ideal para las rapaces, como la culebrera europea (Circaetus gallicus).
La ZEPA del Alto Lozoya es el ecosistema ideal para las rapaces, como la culebrera europea (Circaetus gallicus).
La abundancia de alimento y la disponibilidad de territorios de cría concentra a muchas especies de rapaces.
Las rapaces forestales como el águila calzada (Hieraaetus pennatus) son especies importantes dentro de las ZEPAs
Las rapaces forestales como el águila calzada (Hieraaetus pennatus) son especies importantes dentro de las ZEPAs.
Estas aves vienen desde el sur del Sahara, cuando llegan esperan encontrarse un ecosistema sin amenazas.
Aunque hay muy pocos ejemplares en la Comunidad de Madrid, la cigüeña negra (Ciconia nigra) cría en sus bosques.
Aunque hay muy pocos ejemplares en la Comunidad de Madrid, la cigüeña negra (Ciconia nigra) cría en sus bosques.
La ZEPA Encinares de los Ríos Alberche y Cofio alberga la mayoría de las parejas reproductoras.
Entre la vegetación de la ZEPA Carrizales y sotos de Aranjuez se esconde el calamón común (Porphyrio porphyrio).
Entre la vegetación de la ZEPA Carrizales y sotos de Aranjuez se esconde el calamón común (Porphyrio porphyrio).
De colores azulados en contraste con el rojo de su pico y patas es una especie asociada a los humedales.

Áreas Importantes para las Aves (IBA "Important Bird Areas", declaradas por la UNSECO)

Tabla de las IBAs de la Comunidad de Madrid.
Tabla de las IBAs de la Comunidad de Madrid.
Los humedales de la IBA Carrizales y Sotos de Aranjuez albergan una buena población de aguilucho lagunero (Circus aeruginosus).
Los humedales de la IBA Carrizales y Sotos de Aranjuez albergan una buena población de aguilucho lagunero (Circus aeruginosus). Esta rapaz está muy asociada a estos biotopos.
La zona encharcada de la IBA Cortados y Graveras del Jarama es el lugar idóneo para observar a esta garza de tamaño miniatura, el avetorillo común (Ixobrychus minutus).
La zona encharcada de la IBA Cortados y Graveras del Jarama es el lugar idóneo para observar a esta garza de tamaño miniatura, el avetorillo común (Ixobrychus minutus). A pesar de su abundancia su mimetismo puede hacerle pasar desapercibido.
Las pocos ejemplares de carraca europea (Coracias garrulus) se concentran en la IBA Baja Alcarria, donde se han colocado varias cajas nido para favorecer la reproducción de la especie.
Las pocos ejemplares de carraca europea (Coracias garrulus) se concentran en la IBA Baja Alcarria, donde se han colocado varias cajas nido para favorecer la reproducción de la especie.
Los bandos de aves esteparias como este de avutarda común (Otis tarda) son habituales tanto el la IBA Alcarria de Alcalá como en Talamanca - Camarma.
Los bandos de aves esteparias como este de avutarda común (Otis tarda) son habituales tanto el la IBA Alcarria de Alcalá como en Talamanca - Camarma.

Poco a poco parece que los espacios protegidos, ya sean figuras de la propia comunidad como directivas europeas, están frenando el avance de la urbanización y la construcción. Esperemos que se siga cuidando los enclaves naturales y a sus habitantes.

Si quieres salir a ver aves, no lo dudes y visita la Comunidad de Madrid.

Unas 240 especies de aves distintas encuentran los recursos necesarios a lo largo de todo el año en nuestra región gracias a que aproximadamente el 40% de su superficie se encuentra protegida por su gran diversidad de ecosistemas y hábitats. Algunas tan importantes y en peligro de extinción como el águila imperial ibérica, el buitre negro o el sisón.

Te llevamos a observar aves a los espacios protegidos más importantes. Cualquier época del año es buena para ver a las dueñas del vuelo en sus hábitats naturales. Si te gustan las aves no dudes en apuntarte a cualquiera de nuestras salidas. No te los pierdas y echa un vistazo aquí: Blue Nature web
También te ofrecemos la posibilidad de prepararte una ruta a la carta.

martes, 26 de septiembre de 2017

El Delta del Ebro en 3 días

Después de que el río más caudalosos de España viaje por todo el interior dejando paisajes y lugares maravillosos, acaba muriendo como el resto de ríos, en el mar. Sin embargo en su desembocadura nos muestra sus últimos momentos de grandeza. Los sedimentos fluviales que ha ido transportando a lo largo de los años se depositan en su desembocadura formando el Delta del Ebro un paraíso para muchas de las aves ibéricas. La influencia del agua marina y los cultivos de arroz inundados son la clave de su éxito como lugar de paso y cría de muchas especies.

Dadas sus dimensiones es muy difícil, por no decir prácticamente imposible, visitarlo al completo en un solo fin de semana, por eso vamos a indicaros los lugares donde estuvimos durante el Delta Birding Festival y las especies que pudimos ver.

Cultivos

Garceta común (Egretta garzetta) en los cultivos de arroz. Blue Nature
Garceta común (Egretta garzetta) en los cultivos de arroz.
Durante la época de inundación estos son un buen lugar para ver garzas y moritos.
Chorlito carambolo (Charadrius morinellus) en su paso por el Delta del Ebro. Blue Nature
Chorlito carambolo (Charadrius morinellus) en su paso por el Delta del Ebro.
Las aves en paso encuentran el alimento en estas praderas del parque natural.
Correlimos canelo (Calidris subruficollis) en una de estas praderas. Blue Nature
Correlimos canelo (Calidris subruficollis) en una de estas praderas.
Su paso por el Delta es todo un acontecimiento pues se trata de una especie que cría en el Ártico e inverna en Sudamérica.
A pesar de ser rareza, se han dado ya muchas citas en el Delta, ya son más de 40.
Andarríos chico (Actitis hypoleucos) en los canales de riego. Blue Nature
Andarríos chico (Actitis hypoleucos) en los canales de riego.
Estos canales son un buen lugar donde encontrar a esta especie o donde ver a la esquiva garcilla cangrejera.
Correlimos menudo (Calidris minuta), común (Calidris alpina) y zarapitín (Calidris ferruginea). Blue Nature
Correlimos menudo (Calidris minuta), común (Calidris alpina) y zarapitín (Calidris ferruginea).
En los cultivos de arroz inundados se pueden encontrar a estas tres especies juntas.

Playas y lagunas costeras

Cistícola buitrón (Cisticola juncidis) en la vegetación propia de las dunas costeras. Blue Nature
Cistícola buitrón (Cisticola juncidis) en la vegetación propia de las dunas costeras.
Los juncos y otras especies pueden albergar especies como esta y alguna sorpresa en paso migratorio.
Zampullín común (Tachybaptus ruficollis) en la Laguna costera Les Olles. Blue Nature
Zampullín común (Tachybaptus ruficollis) en la Laguna costera Les Olles.
Pagaza piquirroja (Hydropogne caspia) sobrevolando la costa en la playa de El Goleró. Blue Nature
Pagaza piquirroja (Hydropogne caspia) sobrevolando la costa en la playa de El Goleró.
Grupo de archibebe claro (Tringa nebularia) avanzando juntos por la playa. Blule Nature
Grupo de archibebe claro (Tringa nebularia) avanzando juntos por la playa.
El cambio de la marea, aunque pequeño influye, acercando el fondo, lugar de alimentación de estas limícolas.
Gaviota picofina (Chroicocephalus genei) sobrevolando la costa de El Goleró. Blue Nature
Gaviota picofina (Chroicocephalus genei) sobrevolando la costa de El Goleró.
Esta especie Es poco habitual, solo está presente en algunos lugares de nuestra geografía.
El Delta del Ebro es uno de los mejores sitios para verla.
Tres agujas colipintas (Limosa lapponica) junto a una gaviota picofina (Chroicocephalus genei). Blue Nature
Tres agujas colipintas (Limosa lapponica) junto a una gaviota picofina (Chroicocephalus genei).
Chorlito gris (Pluvialis squatarola) en una de las mejores zonas costeras del Delta, El Goleró. Blue Nature
Chorlito gris (Pluvialis squatarola) en una de las mejores zonas costeras del Delta, El Goleró.
Pagaza piquirroja (Hydropogne caspia) sobrevolando la laguna de Les Olles. Blule Nature
Pagaza piquirroja (Hydropogne caspia) sobrevolando la laguna de Les Olles.
Esta fue una de las especies que más nos gustó, es todo un espectáculo.
Chorlitos grises (Pluvialis squatarola) las axilas negras son únicas de esta especie. Blue Natureç
Chorlitos grises (Pluvialis squatarola) las axilas negras son únicas de esta especie.
Aguja colipinta (Limosa lapponica) en un bonito vuelo rasante. Blue Nature
Aguja colipinta (Limosa lapponica) en un bonito vuelo rasante.
Aprendimos a diferenciarla bien, una de las características es el color de su cola.
Joven de gaviota patiamarilla (Larus michaelis). Blue Nature
Joven de gaviota patiamarilla (Larus michaelis).
Charrán patinegro (Sterna sandvicensis) sobrevolando la costa para tirarse a pescar. Blue Nature
Charrán patinegro (Sterna sandvicensis) sobrevolando la costa para tirarse a pescar.

Reserva ornitológica Riet Vell.

Pollo de calamón común (Porphyrio porphyrio) en la reserva gestionada por SEO/BirdLife. Blue Nature
Pollo de calamón común (Porphyrio porphyrio) en la reserva gestionada por SEO/BirdLife
Morito (Plegadis falcinellus) la especie por excelencia del parque natural. Blue Nature
Morito (Plegadis falcinellus) la especie por excelencia del parque natural.
Juvenil de flamenco común (Phoenicopterus roseus). Blue Nature
Juvenil de flamenco común (Phoenicopterus roseus).
Juvenil de flamenco común (Phoenicopterus roseus). Blue Nature
Juvenil de flamenco común (Phoenicopterus roseus).
Martín pescador común (Alcedo atthis) en uno de sus posaderos favoritos. Blue Nature
Martín pescador común (Alcedo atthis) en uno de sus posaderos favoritos.
Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus) pescando un pez en la reserva. Blue Nature
Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus) pescando un pez en la reserva.
Flamenco común (Phoenicopterus roseus) el color de su plumaje, sus ojos y su pico son de adulto. Blue Nature
Flamenco común (Phoenicopterus roseus) el color de su plumaje, sus ojos y su pico son de adulto.
Garza real (Ardea cinerea) en pleno vuelo. Blue Nature
Garza real (Ardea cinerea) en pleno vuelo.
Juveniles de flamenco común (Phoenicopterus roseus) peleando. Blue Nature
Juveniles de flamenco común (Phoenicopterus roseus) peleando.
Aguilucho lagunero occidental (Circus aeruginosus) sobrevolando la reserva. Blue Nature
Aguilucho lagunero occidental (Circus aeruginosus) sobrevolando la reserva.
Aguilucho lagunero occidental (Circus aeruginosus) tratando de sorprender a alguna focha. Blue Nature
Aguilucho lagunero occidental (Circus aeruginosus) tratando de sorprender a alguna focha.
Garza real (Ardea cinerea) paseando desconfiada con el cuello estirado. Blue Nature
Garza real (Ardea cinerea) paseando desconfiada con el cuello estirado.
Las jugetones pollos de calamón común (Porphyrio phorphyrio) le piden comida a su madre. Blue Nature
Las jugetones pollos de calamón común (Porphyrio phorphyrio) le piden comida a su madre.

Lagunas: L´Encanyissada y La Tancada.

Flamenco común (Phoenicopterus rosesus) el color de su plumaje se debe a su alimentación. Blue Nature
Flamenco común (Phoenicopterus rosesus) el color de su plumaje se debe a su alimentación.
Cigüeñuela común (Himantopus himantopus) junto a un ánade azulón. Blue Nature
Cigüeñuela común (Himantopus himantopus) junto a un ánade azulón.
La Laguna de la Tancada se pueden ver tanto limícolas como anátidas.
Archibebe oscuro (Tringa erythropus) una especie que solo se ve durante el paso migratorio. Blue Nature
Archibebe oscuro (Tringa erythropus) una especie que solo se ve durante el paso migratorio.
Archibebe claro (Tringa nebularia) junto a dos combatientes (Philomachus pugnax) y de fondo un chorlitejo chico (Charadrius dubius). BLue Nature
Archibebe claro (Tringa nebularia) junto a dos combatientes (Philomachus pugnax) y de fondo un chorlitejo chico (Charadrius dubius).
Si quieres salir a ver aves, no lo dudes y encuentra con Blue Nature tu mejor destino.

Unas 360 especies de aves distintas encuentran los recursos necesarios a lo largo de todo el año en nuestra región gracias a la gran diversidad de ecosistemas y hábitats. Algunas tan importantes y en peligro de extinción como el águila imperial ibérica, el buitre negro o el sisón.

Te llevamos a observar aves a los espacios protegidos más importantes. Cualquier época del año es buena para ver a las dueñas del vuelo en sus hábitats naturales. Si te gustan las aves no dudes en apuntarte a cualquiera de nuestras salidas. No te los pierdas y echa un vistazo aquí: Blue Nature web
También te ofrecemos la posibilidad de prepararte una ruta a la carta.