martes, 19 de septiembre de 2017

Migración en el Estrecho de Gibraltar

¡¡Hola desde el extremo de Europa!!

Esta vez os mostraremos, desde los observatorios de Tarifa destinados a la observación de la migración, algunas de las aves que empezaron el viaje hacia África, a sus cuarteles de invernada. Pero ¿por qué migran estas aves? Pues las dos razones principales son la disponibilidad de alimento y la climatología. ¿Y por qué por aquí? Se trata de la forma más corta de dar el salto de Europa a África, el Estrecho de Gibraltar son solo 14 kilómetros. Normalmente se van juntando en la costa esperando vientos favorables y tomando las corrientes de aire ascendentes necesarias para poder llegar al continente vecino.

Bando de cigüeña negra (Ciconia nigra) durante el paso migratorio.
Durante una excursión a ver la migración visitamos los observatorios de Cazalla y de el Algarrobo, donde pudimos ver muchas de las rapaces que cruzan estos días de septiembre. 

Tuvimos suerte de que los días que estuvimos no hizo mucho viento, ni frío, ni lluvia, por lo que las condiciones de paso fueron perfectas para que las aves cruzaran y nosotros las pudiésemos ver. 

Cigüeña negra (Ciconia nigra) durante el paso migratorio postnupcial en el Estrecho. Blue Nature
Cigüeña negra (Ciconia nigra) durante el paso migratorio postnupcial en el Estrecho.
Esta especie migra en grupos tal y como hace su prima la cigüeña blanca.
Dos cigüeñas negras (Ciconia nigra) pasan por encima del observatorio del Algarrobo. Blue Nature
Dos cigüeñas negras (Ciconia nigra) pasan por encima del observatorio del Algarrobo.
El paso de esta especie comienza en agosto y acaba en octubre, por lo que el grueso pasa ahora en septiembre.
Águila pescadora (Pandion haliaetus) cerca de uno de los observatorios. Blue Nature
Águila pescadora (Pandion haliaetus) cerca de uno de los observatorios.
Su presencia aquí es habitual aunque no es fácil de observar.
Milano negro (Milvus migrans). Blue Nature
Milano negro (Milvus migrans).
Esta es otra de las especies que migra en grupos más o menos numerosos.
Alimoche común (Neophron percnopterus) de 2º año. Blue Nature
Alimoche común (Neophron percnopterus) de 2º año.
El buitre africano por excelencia de nuestra fauna vuelve a su lugar de origen.
También hay un grueso de buitre leonado (Gyps fulvus) que cruza a África. Blue Nature
También hay un grueso de buitre leonado (Gyps fulvus) que cruza a África.
En ocasiones entre los buitres viaja algún buitre moteado (Gyps rueppelli) o buitre de Rüppell.
Águila calzada (Hieraaetus pennatus) morfo claro. Blue Nature
Águila calzada (Hieraaetus pennatus) morfo claro.
El paso de estas aves es muy fuerte y fácilmente se pueden ver hasta 200 ejemplares a lo largo de una mañana.
Las calzadas cruzan el Estrecho de forma individual pero el flujo es constante.
Culebrera europea (Circaetus gallicus) sobrevolando el observatorio. Blue Nature
Culebrera europea (Circaetus gallicus) sobrevolando el observatorio.
Esta rapaz también tiene un fuerte paso por el estrecho pudiendo llegar a verse más de 100 en un día.
Culebrera europea (Circaetus gallicus). Blue Nature
Culebrera europea (Circaetus gallicus).
Los jóvenes carecen de la capucha típica de esta especie.
Culebrera europea (Circaetus gallicus) joven con la cabeza muy clara. Blue Nature
Culebrera europea (Circaetus gallicus) joven con la cabeza muy clara.
Culebrera europea (Circaetus gallicus) joven de morfo claro presenta un plumaje blanco. Blue Nature
Culebrera europea (Circaetus gallicus) joven de morfo claro presenta un plumaje blanco.
El paso de adultos es alto, pero nos gustó ver estos ejemplares tan blancos.
Culebrera europea (Circaetus gallicus) con la coloración habitual de adulto. Blue Nature
Culebrera europea (Circaetus gallicus) con la coloración habitual de adulto.
Dos abejeros europeos (Pernis apivorus) durante el paso postnupcial en el Estrecho. Blue Nature
Dos abejeros europeos (Pernis apivorus) durante el paso postnupcial en el Estrecho.
Esta especie es de las primeras en cruzar a África, ahora es menos habitual.
Abejero europeo (Pernis apivorus) adulto de color muy oscuro y vientre barrado. Blue Nature
Abejero europeo (Pernis apivorus) hembra adulta de color muy oscuro y vientre barrado.
Aunque no eran fechas pudimos ver un paso importante de abejeros de todas las edades.
Abejero europeo (Pernis apivorus) hembra adulta de color menos oscuro y barrado. Blue Nature
Abejero europeo (Pernis apivorus) hembra adulta de color menos oscuro y barrado.
Algunos llegaban al Estrecho con el plumaje totalmente destrozado como este caso.
Joven de abejero europeo (Pernis apivorus). Blue Nature
Joven de abejero europeo (Pernis apivorus).
El dibujo facial sin ojo amarillo y sin cabeza gris son típicos de joven.
También pudimos ver algún ejemplar de aguilucho cenizo (Circus pygargus) cruzando a África. Blue Nature
También pudimos ver algún ejemplar de aguilucho cenizo (Circus pygargus) cruzando a África.
Los cernícalos vulgares (Falco tinnunculus) nos pasaban muy cerca mientras cazaban en los alrededores. Blue Nature
Los cernícalos vulgares (Falco tinnunculus) nos pasaban muy cerca mientras cazaban en los alrededores.
Aunque su primo el cernícalo primilla (Falco naumanni) si es migrador, las poblaciones de vulgar son residentes.

Si quieres salir a ver aves, no lo dudes y encuentra con Blue Nature tu mejor destino.

Unas 360 especies de aves distintas encuentran los recursos necesarios a lo largo de todo el año en nuestra región gracias a la gran diversidad de ecosistemas y hábitats. Algunas tan importantes y en peligro de extinción como el águila imperial ibérica, el buitre negro o el sisón.

Te llevamos a observar aves a los espacios protegidos más importantes. Cualquier época del año es buena para ver a las dueñas del vuelo en sus hábitats naturales. Si te gustan las aves no dudes en apuntarte a cualquiera de nuestras salidas. No te los pierdas y echa un vistazo aquí: Blue Nature web
También te ofrecemos la posibilidad de prepararte una ruta a la carta.

martes, 12 de septiembre de 2017

La migración en el interior y sus inesperados visitantes.

Hola de nuevo.

Esta vez os muestro algunas de las aves que vimos en una excursión al sureste madrileño para ver aves migratorias. La suerte nos acompañó y pudimos ver algunas especies poco habituales de la Comunidad de Madrid, como el archibebe claro (Tringa nebularia) es lo curioso del paso migratorio, que nunca sabes qué te puedes encontrar.

Una mañana un poco ventosa pero con altas temperaturas.

Se trata de un humedal, por lo que encontramos especies típicas de este hábitat, principalmente acuáticas, aunque dado la elevada densidad de mosquitos y moscas, se puede ver una variedad de aves insectívoras muy interesante.

Humedal en la Comunidad de Madrid. Blue Nature
Aspecto del humedal.
Zampullín común (Tachybaptus ruficollis) Blue Nature
Zampullín común (Tachybaptus ruficollis). Había muchos buceando por el humedal.
Tres moritos (Plegadis falcinellus) se dejaron ver en Madrid algo poco habitual. Blue Nature
Tres moritos (Plegadis falcinellus) se dejaron ver en Madrid algo poco habitual.
Es una de las recompensas de la migración y la dispersión de algunos ejemplares.
Garcilla cangrejera (Ardeola ralloides) y garcilla bueyera (Bubulcus ibis). Blue Nature
Garcilla cangrejera (Ardeola ralloides) a la izquierda y garcilla bueyera (Bubulcus ibis) a la derecha.
La diferencia es evidente, tanto por tamaño como por color de plumaje y pico.
La población de la cangrejera principalmente se encuentra en el Delta del Ebro, la Albufera y las marismas.
Poder verla en la Comunidad de Madrid es todo un privilegio.
Juvenil de garza imperial (Ardea purpurea). Blue Nature
Juvenil de garza imperial (Ardea purpurea).
Su plumaje más rojizo y ocre le diferencia de los adultos.
Cigüeñuela común (Himantopus himantopus). Blue Nature
Cigüeñuela común (Himantopus himantopus).
Aunque es una especie habitual en Madrid, no lo es tanto en esta parte de la comunidad.
Chorlitejo chico (Charadrius dubius). Blue Nature
Chorlitejo chico (Charadrius dubius).
En las orillas del humedal pudimos encontrar hasta 3 juntos buscando alimento entre el barro.
Avefría europea (Vanellus vanellus).Blue Nature
Avefría europea (Vanellus vanellus).
La llegada de las avefrías se asocia con el cambio de estación, pues pasan el invierno aquí.
Pudimos ver varios bandos de unas 20 sobrevolando el humedal.
Combatiente (Philomachus pugnax). Blue Nature
Combatiente (Philomachus pugnax).
El mejor momento para poder encontrar a esta limícola es el paso y la invernada.
La sorpresa de la mañana fue este archibebe claro (Tringa nebularia). Blue Nature
La sorpresa de la mañana fue este archibebe claro (Tringa nebularia) que encontramos entre las avefrías.
Su llegada es muy poco habitual, puesto que suele frecuentar humedales costeros al llegar el invierno.
Esto demuestra la importancia de algunos enclaves que funcionan de lugares de descanso para las aves en migración.
Andarríos grande (Tringa ochropus). Blue Nature
Andarríos grande (Tringa ochropus).
Fijarse en el anillo ocular claro y las pintas muy poco marcadas. El color de las patas puede ayudar.
Andarríos bastardo (Tringa glareola). Blue Nature
Andarríos bastardo (Tringa glareola).
En cambio el bastardo se diferencia por una ceja clara, unas motas muy evidentes en el plumaje y el color de las patas.
Carricerín común (Acrocephalus schoenobaenus).Blue Nature
Carricerín común (Acrocephalus schoenobaenus).
Es frecuente en migración, pero solo durante esta época, por lo que es todo un privilegio poder observarla de cerca.
Lavandera boyera (Motacilla flava). Blue Nature
Lavandera boyera (Motacilla flava).
Pudimos ver hasta 40 lavanderas entre la vegetación de humedal.
Esta densidad no es habitual y únicamente se debe al evento de la migración.

Si quieres salir a ver aves, no lo dudes y visita la Comunidad de Madrid.

Unas 240 especies de aves distintas encuentran los recursos necesarios a lo largo de todo el año en nuestra región gracias a que aproximadamente el 40% de su superficie se encuentra protegida por su gran diversidad de ecosistemas y hábitats. Algunas tan importantes y en peligro de extinción como el águila imperial ibérica, el buitre negro o el sisón.

Te llevamos a observar aves a los espacios protegidos más importantes. Cualquier época del año es buena para ver a las dueñas del vuelo en sus hábitats naturales. Si te gustan las aves no dudes en apuntarte a cualquiera de nuestras salidas. No te los pierdas y echa un vistazo aquí: Blue Nature web
También te ofrecemos la posibilidad de prepararte una ruta a la carta

martes, 23 de mayo de 2017

Una visita a la Albufera de Mallorca

¡¡Hola a todos!!

Hoy quiero presentaros a nuestros compañeros de Nattule que nos van a guiar por uno de los más bellos rincones de la isla de Mallorca, La Albufera.

Cuando se habla de turismo ornitológico hay lugares que siempre se nombran. Buen ejemplo de ello es Doñana, probablemente el destino más reconocido para observar aves en Andalucía. Pero no hay que olvidar que por toda España hay maravillosos parajes donde los ornitólogos pueden ponerse las botas. No solo en la península; las Islas Baleares son un destino que, poco a poco, se va posicionando en este aspecto y el Parque Natural de la Albufera de Mallorca es una de sus grandes apuestas.

Localizado entre los municipios de Muro y La Pobla, al noroeste de la isla, es la zona húmeda más importante de las Islas Baleares, además del paraje con más diversidad de flora y fauna de Mallorca. Destaca especialmente el grupo de las aves, con más de 270 especies contabilizadas. Por ello, la Albufera también está reconocida como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

Atardecer en el Parque Natural de la Albufera de Mallorca.
La entrada al Parque se encuentra tras pasar el Puente de los Ingleses. El acceso está totalmente restringido a vehículos de motor, por lo que deberás dejar el coche en el aparcamiento habilitado a tal fin. Lo primero que debes hacer una vez dentro es dirigirte al Centro de Recepción de Sa Roca, donde se tramitan los permisos gratuitos para el visitante.

Puente de los ingleses.
Por el camino, ya empezarás a ver a algunas de las aves menos tímidas, como los ánades reales, en los canales que te rodean a uno y otro lado.

Ánade real (Anas platyrrhynchos)
Antes de comenzar la visita, también puedes entrar al Centro de Visitantes de Can Bateman, que te permitirá introducirte en la historia del Parque Natural de la Albufera y hacerte una breve idea de las características del mismo.

Después puedes elegir entre cuatro senderos para recorrer a pie o en bicicleta. Los tres más cortos llevan hasta los observatorios de las lagunas de Es Cibollar, Es Colombars y Sa Roca. Se recorren en apenas 30 o 45 minutos, pero puedes combinar varios para hacer una visita más completa. El más largo, Camí d'Enmig - Ses Puntes, rodea prácticamente todo el parque y se recorre en unas 4 horas.

Cartel informativo de los senderos del Parque Natural.
Según la época en que la visites, podrás ver en la albufera una gran variedad de aves residentes, estivales e invernantes. Para que te hagas una idea, aquí tienes las distintas zonas de la Albufera con las especies más significativas que puedes encontrar en cada una.

Dunas litorales

Es la franja de arena que separa la marisma del mar. Está compuesta por un conjunto o “cordón” de dunas que han sido movidas por el viento hasta quedar fijadas por la vegetación, fundamentalmente pinares, carrasqueras y lentiscos. Entre estas plantas encuentran refugio durante el invierno petirrojos y mosquiteros.

Petirrojo europeo (Erithacus rubecula)
La curruca balear, por otra parte, se encuentra durante todo el año, aunque su carácter tímido la hace más difícil de observar. 

Curruca balear (Sylvia balearica)
Es Cibollar y Es Colombars

En esas zonas, la vegetación está dominada por el carrizo y los juncos, que sirven de cobijo y alimento a muchas aves. Si prestas atención, escucharás el sonoro canto del ruiseñor bastardo. También es posible que veas al escribano palustre, especialmente abundante en invierno. 

Ruiseñor bastardo (Cettia cetti)
Desde finales del otoño podrás ser testigo de la llegada de las elegantes garzas reales, que huyen del frío en busca del clima más benévolo del Mediterráneo.

Garza real (Ardea cinerea)
Una de las imágenes más sobrecogedoras la forman las bandadas de cientos, e incluso miles, de estorninos que sobrevuelan los carrizales al atardecer. 

Bando de estorninos
También hay rapaces en la Albufera; la más común es el aguilucho lagunero. Lo distinguirás por la forma que adopta en el vuelo, con las alas un poco levantadas, formando una uve.

Macho de aguilucho lagunero occidental (Circus aeruginosus)
Además, entre los carrizales se encuentran las lagunas salobres, hogar también de un buen número de aves. Los chorlitejos son muy abundantes en esta zona. También la cigüeñuela, a la que podrás ver durante la primavera construyendo su nido u ocupándose de sus crías. 

Cigüeñuela común (Himantopus himantopus)

Cigüeñuela común (Himantopus himantopus)
Aunque entre las limícolas, la más abundante es el avefría, que suele reunirse en bandadas.

Avefría europea (Vanellus vanellus)
Canales

La Albufera se encuentra atravesada de lado a lado por multitud de canales construidos por el hombre donde abunda la vida. Encontrarás aves tanto residentes como invernantes. Entre las primeras destaca la focha moruna, que se reintrodujo en Mallorca en 2004.

Focha moruna (Fulica cristata)
Focha moruna (Fulica cristata)
Junto con el ánade real y la polla de agua son tres de las especies más buscadas del parque. 

Gallineta común (Gallinula chloropus)
De las segundas se pueden ver al cormorán, el ánade silbón y el precioso martín pescador. 

Martín pescador común (Altedo atthis)
Son Bosc

El observatorio de esta zona se encuentra al final del camino de Ses Puntes. Se trata de una antigua finca de cultivo repleta de plantas aromáticas, como el tomillo y las siemprevivas. Es un lugar ideal si quieres fotografiar a los coloridos abejarucos; pues, en verano, estas preciosas aves crían aquí, alimentándose de las avispas que existen en la zona.

Abejaruco europea (Merops apiaster)
Las salinas

Al sur de la Albufera, tras las dunas litorales, se encuentran los estanques de unas antiguas salinas que estuvieron en funcionamiento hasta 1979. Es una zona repleta de vida, donde abundan las aves limícolas, especialmente en épocas de paso. El correlimos común o el archibebe claro son algunas de las especies que verás.

Archibebe claro (Tringa nebularia)

Además, por supuesto, de los llamativos flamencos.

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)
 Espero que hayas disfrutado de este paseo por la Albufera de Mallorca y, que a partir de ahora, lo tengas presente en tu lista de humedales que visitar.

Firma: Viajera, publicista y escritora. Amante del tiro con arco. Julia es una de esas personas que prefiere descubrir las semejanzas entre lugares en directo, también sus diferencias. ¡Sigue sus aventuras en Nattule!



Blue Nature ofrece excursiones y salidas guiadas para visitar los mejores enclaves ornitológicos y conocer toda su diversidad avifaunística. Las rutas han sido diseñadas teniendo en cuenta los mejores lugares y épocas del año para avistar las especies emblemáticas tanto de la Comunidad de Madrid como de otros muchos destinos. Puedes elegir entre una de nuestras rutas de temporada o los destinos habituales que tenemos. No te los pierdas, echa un vistazo aquí: www.bluenature.es