martes, 31 de octubre de 2017

Tras los mirlos capiblancos

Hola a todos de nuevo.

En esta ocasión os muestro algunas aves que vimos en una excursión al Parque Nacional de Guadarrama, en una subida al pico de Peñalara. El principal objetivo de la excursión era ver y fotografiar la llegada de los mirlos capiblancos que año tras año paran en las cumbres madrileñas durante sus movimientos migratorios.

El mirlo capiblanco (Turdus torquatus) es muy parecido al mirlo común pero a diferencia de este esta condecorado con una amplia medalla blanca en forma de babero que le cubre todo el pecho. En España únicamente se puede ver durante el periodo reproductor en las grandes cadenas montañosas del norte de la Península, al llegar el invierno muchas aves europeas atraviesan iberia para invernar al sur del viejo continente o al norte de África. Algunos ejemplares se quedan en pequeñas poblaciones invernantes en la mitad oriental de la Península Ibérica.

Para encontrar a estos mirlos que solo se ven a finales de octubre en Madrid, tuvimos que andar un buen rato hasta llegar a las Lagunas de Peñalara, donde son más fáciles de avistar. Por el camino muchas otras aves de las cumbres salieron a nuestro paso para deleite de todos los asistentes. Madrugamos y llagamos a Puerto de Cotos a la salida del sol, aunque la mañana salió fría el cielo estaba despejado y parecía que iba a ser un gran día.

Subida a Peñalara desde Puerto de Cotos tras los mirlos capiblancos.
Subida a Peñalara desde Puerto de Cotos tras los mirlos capiblancos.
Antes de ponernos en marcha pudimos estar un buen rato contemplando algunas aves que estaban en los alrededores del Centro de Visitantes del Parque Nacional de Guadarrama. Un ruidoso grupo de  cornejas negras (Corvus corone), un par de cuervos grandes (Corvus corax) y un bando muy majo de verderones serranos (Carduelis citrinella) nos dio la bienvenida al parque.

Bando de verderón serrano (Carduelis citrinella) comiendo en el borde del camino al amanecer
Bando de verderón serrano (Carduelis citrinella) comiendo en el borde del camino al amanecer.
Corneja negra (Corvus corone) en la entrada al Parque Nacional de Guadarrama
Corneja negra (Corvus corone) en la entrada al Parque Nacional de Guadarrama
Cuervo grande (Corvus corax) en las cercanías del Parking del Puerto de Cotos
Cuervo grande (Corvus corax) en las cercanías del Parking del Puerto de Cotos.
Entre el bando de verderones serranos pudimos descubrir tres ejemplares de jilguero lúgano (Spinus spinus) un par de machos y una hembra. Fue muy agradable encontrarnos con esta especie de distribución invernal en nuestro país.

Jilguero lúgano (Spinus spinus) entre varios verderones serranos en la subida a Peñalara.
Jilguero lúgano (Spinus spinus) entre varios verderones serranos en la subida a Peñalara.
Otras aves comunes en el Puerto de Cotos dejaron constancia de su presencia. El colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros) cantando desde primera hora de la mañana, el herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus) rebuscando entre las piñas algo para desayunar, mientras otras aves como carboneros garrapinos (Periparus ater), picos picapinos (Dendrocopos major) y piquituertos comunes (Loxia curvirostra) revolotean de pino en pino alterando la tranquilidad con la que estaba amaneciendo. Las lavanderas blancas (Motacilla alba) y cascadeñas (Motacilla cinerea) decoran los prados que llegan hasta la entrada del Parque Nacional.

Pico picapinos (Dendrocopos major) entre la frondosidad de los árboles que acompañan la subida.
Pico picapinos (Dendrocopos major) entre la frondosidad de los árboles que acompañan la subida.
Piquituerto común (Loxia curvirostra), los colores rojizos y anaranjados nos indican que se trata de un macho.
Piquituerto común (Loxia curvirostra), los colores rojizos y anaranjados nos indican que se trata de un macho. Este pertenecía a un grupo de unos 6-7 individuos, se trata de una especie muy gregaria.
Lavandera blanca (Motacilla alba) correteando juguetona por las praderas de césped
Lavandera blanca (Motacilla alba) correteando juguetona por las praderas de césped.
Durante la subida pudimos ver todas las lagunas que escoltan la subida al Peñalara. La última la de los pájaros marca el camino de subida a la cumbre. Antes de llegar hasta allí pudimos cruzarnos con una enorme cantidad de zorzales charlos (Turdus viscivorus), de colirrojos tizones (Phoenicurus ochruros) y bisbitas pratenses (Anthus pratensis) recién llegadas del norte y dispuestas a pasar el invierno en nuestro país.

Macho de colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros) mostrando un plumaje precioso digno de un buen macho.
Macho de colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros) mostrando un plumaje precioso digno de un buen macho.
Uno de los muchos bisbitas pratenses (Anthus pratensis) recién aterrizados en el Parque Nacional de Guadarrama.
Uno de los muchos bisbitas pratenses (Anthus pratensis) recién aterrizados en el Parque Nacional de Guadarrama.
Entre tanto zorzal charlo empezamos a ver algún que otro mirlo capiblanco (Turdus torquatus), ¡¡los primeros del año que vemos en Madrid!! Para algunos fue la primera vez y lo supieron disfrutar de lo lindo. Primero vimos un macho, de lejos, con su enorme delantal blanco, después, según seguimos avanzando, encontramos alguna hembra y al final otros dos machos que se dejaron ver y fotografiar perfectamente.

Hembra de mirlo capiblanco (Turdus torquatus).
Hembra de mirlo capiblanco (Turdus torquatus).
Macho de mirlo capiblanco (Turdus torquatus).
Macho de mirlo capiblanco (Turdus torquatus).
Macho de mirlo capiblanco (Turdus toquatus) comiendo los frutos de los enebros.
Macho de mirlo capiblanco (Turdus toquatus) comiendo los frutos de los enebros.
Les encanta atacar a los enebros y otras especies vegetales que dan unos frutos que servirán de combustible a estos mirlos cuando quieran continuar su viaje hacia el sur.

Al llegar a la cumbre nos estaba esperando el guardián de los picos, el fiel acentor alpino (Prunella collaris) y tras él dos de los emblemas del Parque Nacional, el buitre negro (Aegypius monachus) y la cabra montés (Capra pyrenaica).

Acentor alpino (Prunella collaris) al contraluz de Peñalara.
Acentor alpino (Prunella collaris) al contraluz de Peñalara.
Buitre negro (Aegypius monachus) surcando las laderas rocosas del Parque Nacional.
Buitre negro (Aegypius monachus) surcando las laderas rocosas del Parque Nacional.
Buitre negro (Aegypius monachus) surcando los cielos en un bajo vuelo rasante.
Buitre negro (Aegypius monachus) surcando los cielos en un bajo vuelo rasante.
Macho de cabra montés (Capra pyrenaica) cerca de la cima de Peñalara.
Macho de cabra montés (Capra pyrenaica) cerca de la cima de Peñalara.

Si quieres salir a ver aves, no lo dudes y visita la Comunidad de Madrid.

Unas 240 especies de aves distintas encuentran los recursos necesarios a lo largo de todo el año en nuestra región gracias a que aproximadamente el 40% de su superficie se encuentra protegida por su gran diversidad de ecosistemas y hábitats. Algunas tan importantes y en peligro de extinción como el águila imperial ibérica, el buitre negro o el sisón.

Te llevamos a observar aves a los espacios protegidos más importantes. Cualquier época del año es buena para ver a las dueñas del vuelo en sus hábitats naturales. Si te gustan las aves no dudes en apuntarte a cualquiera de nuestras salidas. No te los pierdas y echa un vistazo aquí: Blue Nature web

También te ofrecemos la posibilidad de prepararte una ruta a la carta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario