martes, 26 de diciembre de 2017

Cuenca del Guadarrama, especies de Valmayor

Después de una temporada sin salir a ver aves por la infinita variedad de ecosistemas y rincones de la Comunidad de Madrid, la semana pasada tuvimos la oportunidad de visitar la cuenca del Guadarrama, concretamente al Embalse de Valmayor que a primera hora de la mañana presentaba un aspecto lunar.

Embalse de Valmayor
Pinzón vulgar (Fringilia coelebs) dándonos la bienvenida.

Estaba todo congelado. Plantas, suelo, hojas caídas, presentaba una delgada capa de escarcha, todo menos las ganas de conocer las especies que viven en este pequeño embalse afectado, como otros muchos, por la escasez de agua. A primera hora el movimiento más destacado lo protagonizaron los cantarines estorninos y las inquietas palomas torcaces, que estos días se mueven de un lado a otro sin parar.

  Estorninos negros (Sturnus unicolor) de madrugada posados sobre un cable.
Estorninos negros (Sturnus unicolor) de madrugada posados sobre un cable.

  Palomas torcaces (Columba palumbus) despertando junto al embalse.
Palomas torcaces (Columba palumbus) despertando junto al embalse.
  Había muchas urracas (Pica pica), andaban trasteando cerca del parking
Había muchas urracas (Pica pica), andaban trasteando cerca del parking

Nada más ponernos en marcha y acercarnos a la orilla, pudimos contemplar algunos andarríos chicos que correteaban por la orilla del embalse haciendo su habitual movimiento de cola, de arriba a abajo, una y otra vez. Hay que prestar atención a este comportamiento ya que es muy característico de la especie. A su lado otras aves expertas de las orillas iban haciendo acto de presencia: nos referimos a la lavandera blanca y al bisbita alpino.

  Andarríos chico (Actitis hypoleucos) buscando en las orillas los invertebrados que forman parte de su dieta.
Andarríos chico (Actitis hypoleucos) buscando en las orillas los invertebrados que forman parte de su dieta.
  Las lavanderas blancas (Motacilla alba) son más habituales y abundantes durante el invierno.  Pudimos ver muchas en el embalse.
Las lavanderas blancas (Motacilla alba) son más habituales y abundantes durante el invierno.
Pudimos ver muchas en el embalse.
  El bisbita alpino (Anthus spinoletta) como su nombre indica vive en las cumbres. En invierno baja en altura hasta estas zonas. A ese movimiento se le conoce como migración altitudinal.
El bisbita alpino (Anthus spinoletta) como su nombre indica vive en las cumbres.
En invierno baja en altura hasta estas zonas. A ese movimiento se le conoce como migración altitudinal.

Como cabe esperar, por estas fechas unas aves muy especiales ocupan las aguas del embalse, las gaviotas. Dos especies son las que con el frío llegan hasta nuestras latitudes. La gaviota reidora de plumas muy blancas, grises claros y pequeña y la gaviota sombría, con plumas de tonos tizones, es algo mayor que la anterior. Sus risas y sus gritos se escuchan por el embalse convirtiéndolo en un lugar de interacción sensorial que en ocasiones recuerda a la costa.

  Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus).
Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus).

  Gaviota sombría (Larus fuscus).
Gaviota sombría (Larus fuscus).

Sus acrobáticos movimientos, sus persecuciones con intención de robarse alimento mutuamente y sus rasantes vuelos para beber agua nos tuvieron entretenidos durante horas.

  Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus)
Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus)

  Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus)
Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus)

Mientras observamos el trasiego que se traen las gaviotas recién salido el sol, varios grupos de anátidas se van acercando. La mayoría de ellas son ánades frisos, machos de popa negra y hembras jaspeadas en marrón y negro. Sin embargo, entre ellas se escondía una pequeña cerceta común, un precioso macho con el característico dibujo facial, las plumas del ala verde y la mancha de la popa amarilla.

  Bando de machos de ánade friso (Anas strepera) alimentándose en la zona menos profunda
Bando de machos de ánade friso (Anas strepera) alimentándose en la zona menos profunda
  Macho de cerceta común (Anas crecca) junto con los frisos.
Macho de cerceta común (Anas crecca) junto con los frisos.
  Focha común (Fulica atra) no se trata de una anátida, sino de una rálida.  Son aves acuáticas sin dedos palmeados.
Focha común (Fulica atra) no se trata de una anátida, sino de una rálida.
Son aves acuáticas sin dedos palmeados.

Un cisne vulgar, una pareja de tarros canelos y un par de gansos del Nilo, de dudosa procedencia, son otras de las aves que con mucho descaro se acercaron hasta la orilla en la que estábamos disfrutando de la escena.

  Cisne vulgar (Cygnus olor).
Cisne vulgar (Cygnus olor).

  Tarro canelo (Tadorna ferruginea).
Tarro canelo (Tadorna ferruginea).
  Una pareja de gansos del Nilo (Alopochen aegyptiacus)
Una pareja de gansos del Nilo (Alopochen aegyptiacus)

Continuamos varios minutos dibujando huellas en la orilla, topándonos con nuevos moradores de este gran charco mientras, la cada vez más cálida luz del sol, ilumina a un cormorán grande que ameriza torpemente, evidenciando su oscuro plumaje. Como ropa tendiéndose otro grupo más grande descansa en la otro extremo del embalse, esperando que el astro seque sus plumas azabache.

  Cormorán grande (Phalacrocorax carbo) a punto de amerizar.
Cormorán grande (Phalacrocorax carbo) a punto de amerizar.
  También de color negro, pasaban dos grajillas occidentales (Corvus monedula)
También de color negro, pasaban dos grajillas occidentales (Corvus monedula)

El embalse está completamente rodeado de grandes rocas graníticas que comienzan a mezclarse con encinas y robles a la vera del camino. Dicha senda discurre normalmente pegado a la orilla, sin embargo la falta de agua a cambiado la disposición del embalse.

Aguardando en su escondite la garza real espera paciente el instante en el que poder ausentarse para iniciar la sigilosa tarea de cazar en en embalse. Los somormujos lavancos, por el contrario, flotan aparentemente ajenos a la temperatura del agua y se zambullen en busca del desayuno.

  Garza real (Ardea conerea) sobre las rocas apreciando el paisaje
Garza real (Ardea conerea) sobre las rocas apreciando el paisaje

  Entre las rocas andaba este colirrojo tizón (Phenicurus ochruros)
Entre las rocas andaba este colirrojo tizón (Phenicurus ochruros)
  Somormujo lavanco (Podiceps cristatus) flotando sobre el embalse de Valmayor
Somormujo lavanco (Podiceps cristatus) flotando sobre el embalse de Valmayor

Tras una mañana muy fructífera pudimos ver hasta 34 especies. La mayoría de estas especies son residente o invernantes, por lo que para conocer todas las aves que visitan el embalse habría que añadir las aves estivales que llegarán en marzo-abril. Volveremos para entonces y conoceremos la otra cara de este magnífico embalse.

Especies del Embalse de Valmayor

¡Hasta pronto!


Si quieres salir a ver aves, no lo dudes y visita los mejores destinos ornitológicos de la Comunidad de Madrid y del resto de la península ibérica.

España es uno de los mejores destinos ornitológicos de Europa gracias a su gran diversidad de ecosistemas y hábitats, así como por tener un clima templado con temperaturas más o menos suaves a lo largo del año. Además España es la autopista de miles de aves que migran del viejo continente a África y viceversa, por lo que la diversidad de aves y los espectáculos migratorios son únicos. Además alberga especies tan importantes y en peligro de extinción como el águila imperial ibérica, el buitre negro o el sisón.

En Blue Nature te llevamos a observar aves a los espacios protegidos más importantes de España. Cualquier época del año es buena para ver a las dueñas del vuelo en sus hábitats naturales, por lo que, si te gustan las aves, no dudes en apuntarte a cualquiera de nuestras salidas. Echa un vistazo aquí: Blue Nature web

También te ofrecemos la posibilidad de prepararte una ruta que se ajusta a tus demandas con nuestra sección: "A la carta".

martes, 19 de diciembre de 2017

Villafáfila, un mundo apasionante

De vuelta a este peculiar mundo lleno de picos, plumas y bandadas, esta vez os voy a mostrar nuestras andaduras en una excursión que guiamos con SEO/BirdLife por uno de los mejores lugares en los que observar un evento que, por estas fechas, tiene lugar al norte de Castilla y León, la invernada de los ánsares.

Observatorio en la Reserva Natural de Villafáfila
Observatorio en la Reserva Natural de Villafáfila
La meteorología fue respetuosa y acertada, los días previos a nuestra visita habían caído algunas gotas sobre los sedientos barbechos y los rojizos campos de cultivo de estas tierras zamoranas. Esto ayudó a que desde la carretera pudiésemos observar algunos bandos de gangas ortegas (Pterocles orientalis), casi a placer, volando con el sentido y la velocidad de nuestro vehículo, pudimos ver perfectamente sus alas claras y su enorme vientre de color carbón, parecían acompañarnos a través de las rectas carreteras que atraviesan los cultivos.

Nuestra primera parada, como mandan los cánones, fue el Centro de Visitantes. De visita obligatoria y apodado La Casa del Parque. Sus amabilísimos anfitriones nos informaron del estado actual de todas las lagunas de la reserva, tanto de las que están dentro del centro como de las que forman este espacio protegido único en muchos kilómetros a la redonda.

Tras una breve pero interesante explicación, nos dimos una vuelta por los observatorios del centro, contemplando a placer, tarros blancos, ánsares comunes recién llegados de las heladas tierras escandinavas y dos bandos de porrones, uno de moñudos y otro de europeos.

  Ánsares comunes (Anser anser) junto a dos fochas comunes (Fulica atra)
Ánsares comunes (Anser anser) junto a dos fochas comunes (Fulica atra)

  Ánsares comunes (Anser anser)
Ánsares comunes (Anser anser)

  Bisbita alpino (Anthus spinoletta)
Bisbita alpino (Anthus spinoletta)

  Tres porrones europeos (Aythtya ferina)
Tres porrones europeos (Aythtya ferina)

  Una cuchara común (Anas clypeata), varias fochas comunes (Fulica atra) y dos ánsares comunes (Anser anser)
Una cuchara común (Anas clypeata), varias fochas comunes (Fulica atra) y dos ánsares comunes (Anser anser)
Aguilucho lagunero occidental (Circus aeroginosus)
Aguilucho lagunero occidental (Circus aeroginosus)

Entre estas también había otras muchas aves, como ánades azulones, fochas comunes o un sin fin de palomas sedientas cansadas de buscar algún pequeño charco con algo de agua. Los zampullines, con sus pequeños saltos previos a su desaparición momentánea, nos entretuvieron durante un buen rato y pudimos verles sacar algunas capturas, que más que aperitivo, parecían preciados tesoros.

Tras un buen rato por este vestíbulo de la reserva, nos dispusimos a buscar en el entorno más cercano, algún bando de avutardas, pues sobre estas tierras se incuban los huevos que tarde o temprano formarán parte de la población de avutardas más importante a nivel mundial. Justo antes de abandonar el recinto, un fugaz bando de limícolas hacía una llamativa entrada sobre una de las lagunas. Se trataba de un bando de combatientes. Vestidos con las sosas plumas típicas de la época invernal se encontraban sobre una de las isletas que sirven de tumbonas a azulones, fochas y ánsares.

  Bando de combatientes (Philomachus pugnax)
Bando de combatientes (Philomachus pugnax)

Aunque no elegimos buena hora, fue cuestión de minutos que el primer bando hiciera acto de presencia. En un primer momento dos, pero más tarde, tres, cuatro y hasta cinco bandos de estas magníficas y elegantes aves esteparias se nos pusieron a "tiro" de telescopio. Hacía tiempo que nuestra óptica no acercaba una imagen tan bonita. Nos alegra saber que las avutardas poco a poco se recuperan de una persecución que hace décadas mermaba sus poblaciones.

  Uno de los bandos de avutarda común (Otis tarda), en este caso tres machos lejanos
Uno de los bandos de avutarda común (Otis tarda), en este caso tres machos lejanos
  Tarabilla común (Saxicola torquata)
Tarabilla común (Saxicola torquata)

  Alcaudón real (Lanius meridionalis)
Alcaudón real (Lanius meridionalis)

  Grajilla occidental (Corvus monedula)
Grajilla occidental (Corvus monedula)
  Milano real (Milvus milvus)
Milano real (Milvus milvus)

  Milano real (Milvus milvus)
Milano real (Milvus milvus)

Algo más tarde y con truenos de hambre en el estómago, regresamos al centro del pueblo, a Villafáfila. Allí devoramos un bocadillo de lomo que nos duró tan poco que parecimos buitres. Directos desde allí nos acercamos al poco agua que quedaba en la laguna Salina Grande, junto a la depuradora del pueblo.

  Palomar típico
Palomar típico


Una vez teníamos la laguna delante pudimos contemplar como el sol, cada vez más bajo, dibujaba en el agua la silueta de ánsares comunes, tarros blancos, correlimos comunes y una gran bandada de anátidas, entre ellas algún ánade friso, decenas de cucharas comunes y un sin fin de ánades azulones.

  Bando de ánsares comunes (Anser anser) en la Salina Grande
Bando de ánsares comunes (Anser anser) en la Salina Grande

  Bando de tarros blancos (Tadorna tadorna)
Bando de tarros blancos (Tadorna tadorna)

Tras varios minutos disfrutando de esta bucólica imagen, nos percatamos de que el sol estaba a punto de tocar tierra, de desaparecer tras Otero de Sariegos, el otro lado de la Salina Grande y lugar en el que en otras épocas crían los primillas. Visto el panorama nos desplazamos unos kilómetros hasta llegar casi a la altura del punte romano, otro de los pocos lugares que aún presentan cierta lámina de agua. Nuestro objetivo, las grullas. Una espectacular entrada al anochecer, cientos y cientos de ruidosas aves de cuello y patas largas que inundan el cielo creando una sutil sombra con la poca luz que queda en el cielo.

  Bando de grullas (Grus grus)
Bando de grullas (Grus grus)
  Bando de grullas (Grus grus)
Llegaban más.
  Bando de grullas (Grus grus)
Muchas más.
  Bando de grullas (Grus grus)
Llegando a la lámina de agua
  Bando de grullas (Grus grus)
Con Otero de Sariegos

Tras varios minutos y un total de 300 grullas, terminamos viendo la ardiente imagen del atardecer, con las grullas llegando sobre Otero de Sariegos. Poco a poco y con una técnica pulida, acababan aterrizando sobre el poco agua que tanto las atrae y que hace de anfitriona noche tras noche en este alojamiento solo apto para grullas.

La luna nos despidió.

Si quieres salir a ver aves, no lo dudes y visita los mejores destinos ornitológicos de la Comunidad de Madrid y del resto de la península ibérica.

España es uno de los mejores destinos ornitológicos de Europa gracias a su gran diversidad de ecosistemas y hábitats, así como por tener un clima templado con temperaturas más o menos suaves a lo largo del año. Además España es la autopista de miles de aves que migran del viejo continente a África y viceversa, por lo que la diversidad de aves y los espectáculos migratorios son únicos. Además alberga especies tan importantes y en peligro de extinción como el águila imperial ibérica, el buitre negro o el sisón.

martes, 5 de diciembre de 2017

Birding La Mancha Húmeda

Hola a todos.

Esta vez os muestro algunas de las aves que vimos durante un viaje a la Reserva de la Biosfera de La Mancha Húmeda. El tiempo fue muy bueno aunque nos hizo mucho calor para estas fechas, lo que provocó que algunas de las lagunas estuvieran bajo mínimos.

Aspecto de la Laguna de la Veguilla en Alcazar de San Juan.
Aspecto de la Laguna de la Veguilla en Alcazar de San Juan.
  Nada más llegar pudimos ver varios gavilanes (Accipiter nisus) sobrevolando la primera laguna.
Nada más llegar pudimos ver varios gavilanes (Accipiter nisus) sobrevolando la primera laguna.
  Se ve que por la noche los aguiluchos laguneros (Circus aeruginosus) usan la laguna de dormidero, porque pudimos ver varios desperezándose a primera hora.
Se ve que por la noche los aguiluchos laguneros (Circus aeruginosus) usan la laguna de dormidero, porque pudimos ver varios desperezándose a primera hora.
  Precioso aguilucho lagunero occidental (Circus aeruginosus).
Precioso aguilucho lagunero occidental (Circus aeruginosus).
  Bastantes fochas comunes (Fulica atra) nadan cerca de los observatorios.
Bastantes fochas comunes (Fulica atra) nadan cerca de los observatorios.
  Había bastantes anátidas, como este bando de cucharas comunes (Anas clypeata).
Había bastantes anátidas, como este bando de cucharas comunes (Anas clypeata).
  También vimos grandes bandos de gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus). Estaban bastante inquietas con el movimiento de los laguneros y levantaban formando bandos muy llamativos.
También vimos grandes bandos de gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus). Estaban bastante inquietas con el movimiento de los laguneros y levantaban formando bandos muy llamativos.
   Garza real (Ardea cinerea) Garza real (Ardea cinerea) llegando a la laguna, dispuesta a capturar peces y otros vertebrados e invertebrados de la laguna acechando de forma discreta.
Garza real (Ardea cinerea) llegando a la laguna, dispuesta a capturar peces y otros vertebrados e invertebrados de la laguna acechando de forma discreta.
  Además también vimos bastantes gaviotas sombrías (Larus fuscus) entre los bandos de reidoras. Se diferencia por su tamaño, algo más grande la sombría y por su dorso y parte superior de las alas de un gris muy oscuro.
Además también vimos bastantes gaviotas sombrías (Larus fuscus) entre los bandos de reidoras. Se diferencia por su tamaño, algo más grande la sombría y por su dorso y parte superior de las alas de un gris muy oscuro.
  Macho de cerceta común (Anas crecca) con su mejor plumaje, no había muchas, aunque este macho se acercó mucho.
Macho de cerceta común (Anas crecca) con su mejor plumaje, no había muchas, aunque este macho se acercó mucho.
  También dimos una vuelta por los campos de alrededor para encontrar los grandes bandos de grullas (Grus grus) que se alimentan y descansan antes de acercarse a dormir a las zonas encharcadas.
También dimos una vuelta por los campos de alrededor para encontrar los grandes bandos de grullas (Grus grus) que se alimentan y descansan antes de acercarse a dormir a las zonas encharcadas.
  Entre tanto apareció un aguilucho pálido (Circus cyaneus), concretamente un macho colando por encima del bando de grullas y dejando ver el blanco pálido de la parte interna de las alas adornadas con puntas negras como el carbón.
Entre tanto apareció un aguilucho pálido (Circus cyaneus), concretamente un macho colando por encima del bando de grullas y dejando ver el blanco pálido de la parte interna de las alas adornadas con puntas negras como el carbón.
  Aquí el macho de aguilucho pálido (Circus cyaneus).
Aquí el macho de aguilucho pálido (Circus cyaneus).
  Por los alrededores también rondaba este milano real (Milvus milvus), cuando empieza a apretar el sol de la tarde las rapaces parecen salir de sus escondites en busca de algo que comer para poder irse a dormir con el buche lleno.
Por los alrededores también rondaba este milano real (Milvus milvus), cuando empieza a apretar el sol de la tarde las rapaces parecen salir de sus escondites en busca de algo que comer para poder irse a dormir con el buche lleno.
  Llegada de dos flamencos (Phoenicopterus roseus) adultos a la laguna al atardecer.
Llegada de dos flamencos (Phoenicopterus roseus) adultos a la laguna al atardecer.
  Inmaduro de flamenco común (Phoenicopterus roseus).
Inmaduro de flamenco común (Phoenicopterus roseus).
  Pudimos ver muchos tarros blancos (Tadorna tadorna), estaba la laguna llena y aún así seguían llegando más bandos.
Pudimos ver muchos tarros blancos (Tadorna tadorna), estaba la laguna llena y aún así seguían llegando más bandos.
  Aunque estuvieron muy esquivos, pudimos ver a estos combatientes (Philomachus pugnax) cuando uno de los laguneros hizo que salieran volando.
Aunque estuvieron muy esquivos, pudimos ver a estos combatientes (Philomachus pugnax) cuando uno de los laguneros hizo que salieran volando. Con este bando tan bonito de combatientes nos despedimos hasta el próximo viaje ornitológico. 

Si quieres salir a ver aves, no lo dudes y visita los mejores destinos ornitológicos de la Comunidad de Madrid y del resto de la península ibérica.

España es uno de los mejores destinos ornitológicos de Europa gracias a su gran diversidad de ecosistemas y hábitats, así como por tener un clima templado con temperaturas más o menos suaves a lo largo del año. Además España es la autopista de miles de aves que migran del viejo continente a África y viceversa, por lo que la diversidad de aves y los espectáculos migratorios son únicos. Además alberga especies tan importantes y en peligro de extinción como el águila imperial ibérica, el buitre negro o el sisón.

En Blue Nature te llevamos a observar aves a los espacios protegidos más importantes de España. Cualquier época del año es buena para ver a las dueñas del vuelo en sus hábitats naturales, por lo que, si te gustan las aves, no dudes en apuntarte a cualquiera de nuestras salidas. Echa un vistazo aquí: Blue Nature web

También te ofrecemos la posibilidad de prepararte una ruta que se ajusta a tus demandas con nuestra sección: "A la carta".