martes, 13 de febrero de 2018

Rapaces y otras aves del sureste

¡¡Hola de nuevo!!

En esta ocasión os muestro algunas de las aves que vimos en una excursión por los cortados del Parque Regional del Sureste, que escoltan al río Manzanares durante su recorrido hasta que se junta con el Jarama.

Disfrutamos muchísimo observando todas las rapaces que se nos fueron cruzando por el camino y además pudimos ver las primeras parejas de cigüeña blanca en sus nidos. También vimos las pocas collalbas negras que viven en estos cortados. Los bandos de aves, las anátidas en el río el continuo movimiento de gaviotas sobre nuestras cabezas hizo que nos deleitásemos con un total de 57 especies diferentes de aves.

Perdiz roja (Alectoris rufa). Cerca de los cortados hay algún cultivo arado en el que se pueden observar fácilmente varias parejas que no dudan en volar hasta lo alto de los cortados cuando se ven amenazadas.
Porrón europeo (Aythya ferina), dos machos y una hembra. Ella es la del medio, que se diferencia de los otros dos por los olores pardos oscuros de la cara y el gris del dorso. se trata de patos buceadores que suelen formar grupos muy numerosos.

Grupo de porrón moñudo (Ayhtya fuligula) en la imagen tres machos y una hembra. Ellos son los que presentan un contraste más marcado entre blanco puro y negro carbón. La hembra por otro lado tiene unos colores más pardos. Como sus primos los porrones europeos, estos también son buceadores, pero solo pasan aquí el invierno.

Detalle de diferencia entre macho (arriba) de porrón moñun (Aythya fuligula) y la hembra (abajo)
Macho de cuchara común (Anas clypeata) a pesar de se una especie habitual en casi todos los ecosistemas acuáticos, en este caso vimos muy pocos ejemplares, pero afortunadamente eran unos machos precisosos.

Dos machos de cerceta común (Anas crecca). Estas anátidas eran bastante más habituales, se ve que la invernada de esta especie ha tenido más fuerza este año. Aunque nosotros no tuvimos suerte, en esta zona se pueden observar algunos machos de cerceta americana (Anas carolinensis) la diferencia es muy sutil y reside en la línea blanca que tienen estas aves y que se ve en la imagen. En un macho de cerceta común esta línea está dispuesta en paralelo al dorso del ave (como en la imagen), mientras que en su pariente americana la línea blanca nace en el cuello y baja en perpendicular a la horizontal.
Macho de ánade friso (Anas strepera). Había bastantes aunque en un primer momento salieron volando mostrándonos las manchas blancas que tienen en las plumas internas de las alas.
Focha común (Fulica atra) presente y frecuente en este tipo de ambientes.
Cigüeña blanca (Ciconia ciconia) en vuelo. La zona centro del Parque Regional del Sureste es uno de los mejores lugares para obserrvar cientos y cientos de cigüeñas ya sea en vuelo o descansando junto a sus colonias de cría en lo alto de postes y fresnos secos.
Grupo de cigüeñas blancas (Ciconia ciconia) descansando sobre uno de los campos de cultivos cercanos a la colonia. Aquí ya se podía observar algún ejemplar llevando material nuevo para el nido, lo que nos indica que ya están empezando con la temporada de cría, probablemente ya hayan tenido alguna cópula y pronto empezará la incubación.
Un cormorán grande (Phalacrocorax carbo) descansando en la orilla. Había unos pocos, pero suele se un invernante habitual en toda la zona del Manzanares.
Numerosos bandos de gaviotas reidoras (Chroicocephalus ridibundus) pasaban volando durante todo el día en dirección a los vertederos de esta región. Probablemente otra parte fuera a parar a las lagunas del Parque Regional del Sureste.
Milano real (Milvus milvus) en uno de los dormideros de este lugar protegido donde pudimos ver una concentración de unos pocos cientos de milanos reales. De hecho fueron la especie estrella que nos hizo disfrutar con sus peleas, sus vuelos y con los árboles llenos de milanos.

Milano real (Milvus milvus) en el suelo, buscando algo de desayunar. El color rojizo del plumaje y la cara de color gris claro lo diferencian del milano negro (Milvus migrans) además este no llegará a la Península hasta finales de febrero principios de marzo.

Tres milano reales (Milvus milvus) disputando una presa que habían robado a un azor común (Accipiter gentilis). Esta escena nos dejó con la boca abierta y pudimos disfrutar de una riña entre varias de las rapaces más habituales de la zona, ya que un busardo ratonero (Buteo buteo) también trató de hacerse con la presa. Tanto por tamaño como por fuerza el milano supera con creces a las otras dos rapaces, por lo tanto fue este el ganador y uno de estos tres se llevó la merienda tras atraparla en plena caída libre.

Milano real (Milvus milvus) algo más tranquilo pero sin perder de vista el suelo en el que puede haber más comida. El manejo que tiene del planeo es casi único en las rapaces ibéricas y todo gracias a su habilidad de utilizar la cola a modo de timón.
Azor común (Accipiter gentilis). En la imagen la cara del azor que fue asaltado por un milano para robarle la presa que tanto le había costado conseguir. Los pinares que crecen por encima de los cortados son su territorio de caza.

Gavilán común (Accipiter nisus) con un pardillo común (Carduelis cannabina) entre las garras. Los bandos de estas aves son frecuentes en la base de los cortados, formando pequeños grupos de 20-25 aves y que no pudieron hacer nada cuando la rapidez del gavilán les pilló de la sorpresa.

Busardo ratonero (Buteo buteo) sobrevolando los cortados, probablemente buscando alguna térmica que le permita volar con más eficacia y cubrir más superficie en busca de presas.
Alcaudón real (Lanius meridionalis) desde ahí puede observarlo todo y no perder ninguna oportunidad de hacerse con algún bocado. Durante el lance de caza del gavilán común (Accipiter nisus) hizo de alarma, levantando un fuerte griterío que retumbó en las paredes de los cortados. A pesar del aviso, parece que el pardillo que cayó en las garras del gavilán no supo interpretar dicha advertencia.
Cogujada montesina (Galerida theklae) para diferenciarlo de su pariente cercano la cogujada común hay que fijarse bien en la longitud y forma del pico. Algunos también hablan de longitud de la cresta, aunque la forma y tamaño de las plumas puede variar mucho.
Avión reoquero (Ptyonoprogne rupestris). Varios individuos volaban capturando los pocos insectos que hay en el ambiente. Esta es la única especie de aviones y golondrinas que no migra al llegar el otoño y por eso fue posible observarlos con cierta facilidad.
Mosquitero común (Phylloscopus collybita) inquieto, saltando, revoloteando de rama en rama, buscando pequeños insectos en la ramas, en el envés de las hojas y entre las aciculas de este pino.
Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros) mostrándonos sus "encantos" rojizos y la sutileza de su mirada.
Collalba negra (Oenanthe leucura). Varios ejemplares han establecido aquí sus territorios de cría. Esta es una de las tres especies de collalba que tenemos en el territorio español y la única que pasa el invierno de forma sedentaria sin una migración al sur como si lo hacen la collaba gris y la rubia.
Macho de gorrión moruno (Passer hispaniolensis). Muy parecido al gorrión común (Passer hispaniolensis) pero con el píleo (parte superior de la cabeza) de color castaño, a diferencia del común y con un pecho barreado que le da un aspecto atractivo a esta especie, sobre todo en primavera.
Dos macho sd e pinzón vulgar (Fringilla coelebs) picoteando las semillas que caen al suelo.
Macho de jilguero europeo (Carduelis carduelis). Común y muy conocido, de colores lalmativos, fromando pequeños bandos y posando para nosotros.

Macho de jilguero europeo (Carduleis carduelis). Para diferenciar los sexos hay que fijarse en la mancha roja de la cara. En una hembra esta no supera nunca el final del ojo. En ellos puede llegar incluso a sobrepasarla.


Hembra de pardillo común (Carduelis cannabina). Para estas fechas los machos ya empiezan a mostrar un color rojizo en frente y pecho. La ausencia de ese color tinto nos indica qeu este ejemplar se trata de una hembra, que esperamos sepa interpretar la próxima vez los avisos del alcaudón para no acabar en el estómago del gavilán.

¡Hasta pronto!


Si quieres salir a ver aves, no lo dudes y visita los mejores destinos ornitológicos de la Comunidad de Madrid y del resto de la península ibérica.

España es uno de los mejores destinos ornitológicos de Europa gracias a su gran diversidad de ecosistemas y hábitats, así como por tener un clima templado con temperaturas más o menos suaves a lo largo del año. Además España es la autopista de miles de aves que migran del viejo continente a África y viceversa, por lo que la diversidad de aves y los espectáculos migratorios son únicos. Además alberga especies tan importantes y en peligro de extinción como el águila imperial ibérica, el buitre negro o el sisón.

En Blue Nature te llevamos a observar aves a los espacios protegidos más importantes de España. Cualquier época del año es buena para ver a las dueñas del vuelo en sus hábitats naturales, por lo que, si te gustan las aves, no dudes en apuntarte a cualquiera de nuestras salidas. Echa un vistazo aquí: Blue Nature web

También te ofrecemos la posibilidad de prepararte una ruta que se ajusta a tus demandas con nuestra sección: "A la carta".

No hay comentarios:

Publicar un comentario